lunes, 30 de enero de 2017

La ciudad del canal: Palencia, con niños

Seguramente te sorprenderá tanto como a nosotros saber que la provincia de Palencia es navegable, al menos en una pequeña pero importante parte de su extensión. La razón hay que buscarla en el desarrollo industrial, y a nivel turístico se está recuperando esta parte de su historia para ponerla en valor. Pero además del Canal de Castilla, Palencia, tiene mucho que ofrecer para una escapada urbana de fin de semana o unos días de recorrido por la provincia. ¿Te vienes?


A cuatro horas en coche de A Coruña y dos horas y media de Madrid está esta ciudad castellana que contó con la primera universidad. Pero sin duda lo que más nos sorprendió de esta provincia fue su canal. Fue en el siglo XVIII cuando se iniciaron las obras de este ambicioso proyecto que terminó creando un cauce artificial de agua de 207 kilómetros entre las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid. Presas, esclusas, puentes y dársenas que hoy puedes recorrer gracias a las cuatro embarcaciones turísticas que lo recorren, dos de ellas en la provincia de Palencia, y tienen su base en Villaumbrales y Herrera de Pisuerga. 


El Museo del Canal de Castilla
A solo 12 km de la capital está este museo junto a la dársena y ocupando lo que fue la Casa del Rey, un edificio del siglo XVIII que alberga un centro de interpretación de esta importante obra de ingeniería que propició el desarrollo agrícola e industrial de la zona. Abre de martes a domingo en horario de mañana, durante el invierno siempre es mejor llamar antes e informarse. 

Al acceder podremos ver un breve audiovisual de solo unos minutos que nos mete en el contexto de lo que vamos a ver. Más adelante, en la planta baja, podemos observar una enorme maqueta con los puntos clave de este canal como puentes, antiguas fábricas o edificios relevantes, esclusas, etc. Junto a ella una recreación de cómo eran los muelles con fotografías antiguas. Paneles, pantallas táctiles y mucha información medioambiental del entorno, además del lugar exacto por donde lo atraviesa el Camino de Santiago,

En la planta superior hay maquetas de los diferentes ramales del canal: campos, sur y norte. Sus etapas de construcción y tipos de embarcaciones y tracción empleada para mover la mercancía, que en muchos casos era animal. También aquí hay pantallas táctiles y recreaciones lo cual hace el museo mucho más dinámico para los más pequeños. 

La Dársena, Puentecillas y el Museo del Agua
El Río Carrión riega de soslayo la ciudad de Palencia y en torno a él podemos localizar espacios de gran interés turístico. El puente de origen romano emblema de la ciudad, Puentecillas, declarado Bien de Interés Cultural, y que da paso al Sotillo de los Canónigos y las Huertas del Obispo, espacios verdes que acogen las piscinas municipales, el polideportivo y un parque infantil. 

Aprendiendo sobre el agua en el museo / Escapalandia
Cruzando el Carrión por el Puente Mayor, del siglo XVI, accedemos a la Dársena del Canal de Castilla donde recientemente se ha inaugurado el Museo del Agua, un edificio que fue un antiguo almacén de cereales recuperado en 2010. Está inspirado en el propio canal y emplea métodos audiovisuales para concienciar acerca del uso y la gestión del agua. Está en la Avenida de la Dársena y solo hace visitas guiadas. Para niños resulta menos interactivo que otros, pero el edificio y el entorno tiene interés. Está abierto de martes a domingo en horario de mañana y tarde.



Bajada a la cripta visigótica / Escapalandia
El casco antiguo y la catedral
Parque infantil de la Carcavilla / Escapalandia
Todo el entorno de la plaza mayor, la calle mayor, la plaza de Abastos y los alrededores de la Catedral, a la que empiezan a llamar la bella reconocida por la labor de divulgación que se está realizando, son una plan estupendo de paseo turístico. Son zonas de mucha vida, con comercios tradicionales y locales de pinchos y tapas de gran interés. Nosotros estuvimos en Lucio Asador Gastrobar y la Taberna Plaza Mayor y nos gustaron mucho para picar algo. Nos alojamos en el hotel Castilla Vieja que nos gustó por estar muy céntrico, contar con cafetería abierta en un amplio horario y tener habitaciones familiares con dos dormitorios.

La Catedral de San Antolín tiene un horario algo reducido en invierno, pues termina a las 18 h, así que si quieres verla tienes que planificar bien los horarios. Por las mañanas abre de 10 a 13:30 h y merece la pena recorrer este edificio gótico con elementos visigodos, románicos y de estilos posteriores. Nos encantó la cripta visigótica que alberga bajo la nave central y también su historia. Pero además otra de las cosas que puedes saber es que en el siglo XII Palencia vivió su etapa de mayor esplendor y de ello hacen gala pues los palentinos asistieron entonces a la fundación del Studium Generale, germen de la universidad de esta ciudad que ya ha celebrado el 800 aniversario.
Booking.com

Parques infantiles en Palencia
Ya hemos hablado del parque infantil de Huertas del Obispo, así que al otro lado de la ciudad podemos ahora recorrer el Parque Salón de Isabel II, un espacio lleno de vida al final de la Calle Mayor, con varias zonas infantiles, espacios verdes, cafés y restaurantes y que acoge diferenes eventos según la época del año. 

También nos llamó la atención el Parque de la Carcavilla, en la Avenida de Asturias, que tiene varias zonas de juegos infantiles muy chulas con una montaña para trepar, camas elásticas, estructura de cuerdas, mesas de merendero y ajedrez, amplias calles para patinar, o andar en bici y hasta un columpio adaptado para sillas de ruedas.

El Cristo del Otero
En un cerro a tres kilómetros del centro de esta ciudad está el imponente Cristo de 20 metro de alto. No solo merece la pena por sus vistas, lo cierto es que a sus pies hay una ermita, y alberga el museo del artista Victorio Macho que es muy interesante. Esta escultura se instaló en 1931 y fue la más alta del mundo después de la de Río de Janeiro. 

La capilla y el museo acogen los restos del escultor palentino que quiso enterrarse a los pies de su obra. Desde la entrada al museo puedes ver la cabeza del cristo por una claraboya, así como muchas imágenes y parte de su legado. Hay visitas guiadas bajo inscripción a un mirador provisional en el Cristo del Otero. A este cerro se puede subir andando o acceder a un pequeño aparcamiento desde el que hay que ascender aún unos metros a pie.



miércoles, 25 de enero de 2017

La villa romana de los mosaicos, con niños

Una de las cosas que más nos gustan en Escapalandia son los centros de interpretación. Sobre todo si podemos aprender cosas nuevas, visitar algún monumento artístico y conocer algún lugar nuevo. En nuestro recorrido por Palencia nos acercamos hasta la Villa Romana de La Olmeda, ubicada en Pedrosa de la Vega y musealizada por la Diputación de Palencia. 

 Para llegar a este centro de interpretación hay que tomar la CL-615 entre Carrión y Saldaña y desviarnos siguiendo las indicaciones. Tiene un amplio aparcamiento y abre de martes a domingo entre las 10:30 y las 18:30 h. Las visitas guiadas son a las horas en punto y por la tarde a y media y merecen la pena para no perderse nada de este museo que conserva algunos de los mosaicos romanos más importantes de España.

Los restos fueron descubiertos en 1968 por el arqueólogo Javier Cortés que comezó la excavación de lo que resultó ser una villa romana del siglo I d.C. y que pasó por diferentes etapas hasta el siglo VI, cuando fue destruida. Los restos de este yacimiento se han llevado a un museo ubicado en Saldaña, la entrada para visitar el recinto es conjunta para la villa y el museo. 

En el recorrido por las instalaciones que están cubiertas podemos ver además de los extensos e interesantes mosaicos, en gran estado de conservación y con escenas de caza y leyendas, el sistema de calefacción de la villa, con estancias para invierno y verano, las salas de baño, la necrópolis, etc. Hay varios módulos interactivos,  paneles, y un breve audivisual muy interesante sobre la historia de la villa. El edificio cuenta además con zona de cafetería con máquinas de vending, aseos y salón de actos.

Este yacimiento fue declarado Bien de Interés Cultural en 1996 y se reabrió al público en 2009 con el edificio que podemos visitar actualmente y cuya cubierta protege los mosaicos.  Si vas en Navidad te gustará su nacimiento inspirado en la propia villa romana y ambientado en la época. Se puede visitar el centro mismo del recinto. 

Coordenadas GPS: 42º28'50'' N / 4º44'12'' O

 

lunes, 23 de enero de 2017

Portomarín: un monumento histórico bajo las aguas

La terrible sequía de este año nos está dejando en Galicia estampas tan poco habituales como la que se vive en Portomarín. Una villa declarada conjunto histórico artístico en el año 1946 quedó bajo las aguas con la construcción del embalse de Belesar. Únicamente se salvaron unos pocos monumentos emblemáticos que fueron trasladados piedra a piedra al nuevo Portomarín, en la ladera del Monte do Cristo. En estos días los vecinos, y también muchos visitantes, recorren de nuevo lo que queda de su viejo pueblo.

Ruinas y al fondo el puente de 1963 / Escapalandia
Ya habíamos hablado de Portomarín, un punto emblemático del Camino de Santiago francés por el que desde la Edad Media transitaban numerosos peregrinos. También os contamos la ruta do Río Loio que termina precisamente muy cerca de este punto y se puede hacer con niños que ya caminen bastante. En esta última visita por tierras del río Miño, declaradas reserva de la Biosfera, hemos tenido una oportunidad propiciada por la escasez de lluvias de este año y es la de recorrer la vieja villa de Portomarín, aquella que alcanzó notoriedad en la etapa medieval y que en 1963 las autoridades del régimen decidieron dejar bajo las aguas con la construcción del embalse de Belesar.

Monumentos conservados
En la parte más alta, junto al puente más alto, y frente a la villa actual, podéis ver un mirador con paneles explicativos y fotos antiguas.  La iglesia que es hoy emblema de esta localidad, hoy denominada de San Nicolás, es románica del siglo XII y de nave única. Tiene un baldaquino interior gótico casi único que también pudimos ver en el antiguo monasterio de San Salvador de Vilar de Donas. Este templo fue trasladado piedra a piedra desde el fondo de lo que hoy es el embalse, también la iglesia de San Pedro, al fondo del pueblo, y una arcada del puente romano que hoy se sitúa justo a la entrada, con la capilla de As Neves y la escalinata. El Pazo del Conde la Maza y el de Berbeteros fueron los dos edificios civiles que se salvaron de quedar bajo las aguas.

El nuevo Portomarín y sus ruinas / Escapalandia
Un paseo por la villa de los años 60
Aparcamos junto al Club Náutico de Portomarín donde ya numerosos curiosos toman algo mientras observan desde lo alto lo que queda de las casas del pueblo. Tras bajar por las escaleras que dan acceso al pantano vemos los pantalanes colgando a metros de la única agua que puede verse. Hay que bajar con precaución pues de hecho encontramos algún sótano semihundido y lo más sensato es tomar la antigua carretera y seguirla como están haciendo muchos vecinos. 

Hay quien pasea estos días con el todoterreno por el "puente nuevo" que entró en funcionamiento en 1930 según cuenta el blog Portomarín y que publica numerosas fotografías antiguas de la villa. Pero la mayoría preferimos hacerlo a pie y con sumo cuidado, pues aunque las aguas no trataron bien estos restos es un auténtico lujo poderlas recorrer medio siglo después con tus hijos. Restos de casas, el viejo malecón con sus arcadas, los pilares que aún quedan en pie del viejo puente romano, los antiguos restos de caneiros o casetas de uso público, y en general un sinfín de montones de piedra que un día fueron hogar de los que hoy habitan en la ladera de la montaña.





sábado, 21 de enero de 2017

El centro histórico de Madrid, con niños

Si te acercas un fin de semana a Madrid podrás pasear por la historia fijándonte en determinados monumentos emblemáticos y edificios que han tenido una relevancia histórica. De camino podemos ver también algunos parques infantiles y descansar un rato mientras los peques juegan. Las posibilidades de ocio en Madrid son muy numerosas, así que hoy nos centramos solo en una pequeña ruta urbana por el destrito centro. 

Parques de atracciones, teatros, locales de hostelería, deporte y ocio... la capital de España da para una temporada larga de visitas si la quieres conocer a fondo. En esta escapada de fin de semana te proponemos un paseo por algunos rincones del centro histórico. Si tienes peques que ya no van en silla pero necesitan movimiento te recomendamos llevar por ejemplo unos patinetes. No pesan mucho y es una forma estupenda de que ellos no se cansen y los mayores podamos pasear.

La manera más cómoda de moverse por Madrid para las distancias largas es el metro. No te afectarán los atascos y además en invierno puedes sortear un poco el frío. Hoy tomamos la línea 2,3 o 1 hasta la estación de metro de Sol y empezamos nuestro recorrido por la Puerta del Sol, el lugar donde cada año se celebran las campanadas de final de año. En el centro de la plaza y sobre el edificio de Correos puedes ver el ya famoso reloj que desde mediados del siglo XIX marca los compases horarios. Este lugar fue bombardeado durante la guerra civil española, posteriormente, durante el franquismo, estuvo aquí la Dirección General de Seguridad y en sus calabozos fueron encarcelados opositores al régimen.

Booking.com
Siguiendo la calle Alcalá dirección Plaza de Cibeles pasas por delante del Círculo de Bellas Artes. Se creó en el siglo XIX y el edificio actual es de 1920 y está declarado monumento histórico artístico desde los años 80. Es una entidad privada sin ánimo de lucro que organiza actividades artísticas y desde su azotea hay una bonita perspectiva de la ciudad. En sus bajos está emplazado un exclusivo café llamado La Pipa. A pocos metros de aquí está la cafetería Hontanares (C/Sevilla,6) un magnífico lugar donde merendar -cuenta con panadería y bollería- o tomar un aperitivo. Enfrente, y especialmente bonito por la noche, verás el edificio de Metrópolis, terminado en 1910 para la compañía La Unión y el Fenix pero hoy pertenece a la aseguradora Metrópolis y es una de las fotos más habituales que verás de Madrid en internet.

Atravesando por la calle Cedaceros llegamos directamente al Palacio del Congreso y la Plaza de las Cortes, el epicentro politico del país. El edificio que hoy vemos fue inaugurado por Isabel II en el año 1850. Seguro que recuerdas sus característicos leones flanqueando la entrada. Están fundidos con el bronce de los cañones enemigos de la guerra de África (1860). Puedes leer más detalles y curiosidades históricas de este edificio en la Wikipedia.

Justo enfrente verás el mítico hotel Palace, un edificio emblemático de 1912, construido por un empresario belga para Alfonso XIII sobre el antiguo palacio de los Duques de Medinaceli. Fue hospital de sangre durante la guerra civil y también, en una de sus plantas, estuvo la embajada de la Unión Soviética. Al otro lado del Paseo del Prado está el hotel Ritz, otro histórico madrileño de 1910 y también bajo el mandato del mismo rey debido a las necesidades hosteleras que detectó en la capital tras un viaje por Europa. Estos hoteles eran dignos de la realeza y su construcción fue todo un hito a principios de siglo. 

En el Paseo del Prado hay un bonito jardín donde está la fuente de Apolo, zonas de paseo y descanso y un pequeño parque infantil. Justo enfrente está el Museo Naval, un lugar interesante para ver con niños por sus maquetas y láminas de barcos antiguos, y siguiendo el Paseo de Recoletos está el también famoso Museo de Cera, otro imprescindible si vas con niños.





domingo, 15 de enero de 2017

Paseo Fluvial de Acea da Ma y parques infantiles en O Burgo

A veces necesitamos aire, naturaleza y columpios aunque sea en plena ciudad. En este paseo fluvial junto al Rego de Trabe encontrarás unos cuantos metros para caminar, andar en bici, jugar en los columpios o incluso tomar un café al sol. Los patos que habitan este riachuelo hacen también de esta zona junto a Acea da Ma en Culleredo un lugar pintoresco.

Zonas de paseo junto al Rego de Trabe / Escapalandia
Esta localidad limítrofe con A Coruña nos ha inspirado ya muchos rincones perfectos para un paseo o tarde de juegos con niños. Empezando por el amplio espacio verde junto a la ría de O Burgo y su paseo marítimo, su parque infantil cubierto en A Corveira para los días de lluvia, o hasta el parque de Celas. Hoy vamos a hablar de un paseo que continúa, al otro lado de la autopista, el Paseo Fonte da Balsa, en Vilaboa. 

Uno de los parques infantiles de Acea da Ma / Escapalandia
Si vas en coche puedes aparcar en las calles paralelas, como la Avenida Rutis o la calle Andrés Pan Vieiro. Desde cualquier perpendicular verás ya este amplio paseo peatonal con sendas a un lado (Paseo Fernando II) y carril bici al otro (Paseo Tierno Galván). La extensión es de medio kilómetro hasta la autopista, y otro kilómetro y medio pasando por debajo hasta el colegio Isaac Díaz Pardo y continuando hasta salir a la nacional 550. 

En el medio hay un gran parque infantil en ambas márgenes del río con varias zonas de juegos para diferentes edades, y también tipo aventura con estructuras de equilibrio. También muchas sendas de paseo, bancos, cancha deportiva y sobre todo muchas opciones para que los peques gasten algunas energías. 

Más que ver en Culleredo
Pasarela sobre la vía del tren / Escapalandia
Si el paseo no te llega puedes cruzar hasta el paseo marítimo por la pasarela sobre la vía del tren. Aquí ya tienes para cansarte, pues son unos 6 kilómetros ida y vuelta. Más parques infantiles y espacios deportivos, carril bici, mesas de ping pong y hasta tirolina. Junto a una de las pasarelas (la de color verde) está el Jardín Botánico del Burgo, un lugar que merece la pena con peques pues es un bonito paseo con huerto y diferentes especies vegetales. También tiene un mini parque infantil. 

Al otro lado de la pasarela está el Molino de Mareas. Una antigua estructura de piedra que forma un dique para emplear la fuerza del agua y moler el grano. Estaba integrado en una construcción de varias plantas y hoy se ha restaurado por su valor etnográfico. En la página de la Diputación de A Coruña hemos leído que es del siglo XII aunque con varias restauraciones y que es el más antiguo de su categoría en Galicia.



jueves, 12 de enero de 2017

Un poco de románico en el Camino de Santiago, con niños

No sé si os gusta el arte pero nosotros hace tiempo que hemos descubierto que ser padres no implica pasar las tardes hurgando en el smartphone en una ludoteca. Además, a los peques siempre les gusta explorar lugares nuevos que les resulten diferentes y les sorprendan. 

La iglesia de San Martín de Frómista / Escapalandia
En el Camino de Santiago a su paso por Frómista está una iglesia románica que es emblema de dicho estilo arquitectónico medieval. Está a 20 kilómetros de Carrión de Los Condes, localidad en la ruta que une León y Burgos, y a algo más de 30 de Palencia por la A-67. Si visitas la provincia no dejes de acercarte a este templo del siglo XI, San Martín de Tours, que abre en invierno en horario de mañana y tarde hasta las 18:30 horas y en verano hasta las 20 horas. 

Formó parte de un monasterio hoy desaparecido, y estuvo bajo la influencia de San Zoilo, hoy prestigiosa hospedería y restaurante ubicado en Carrión de los Condes. Se visita enseguida porque es una iglesia relativamente pequeña. Es muy interesante el exterior, por las figurillas con diferentes formas humanas y animales que sustentan los aleros y cornisas. Hasta 300 canecillos con gárgolas y seres mitológicos o fantásticos entre los que hasta puedes llegar a ver algún extraterrestre, echándole imaginación que es lo que toca cuando viajas con peques. 

Nave iluminada en San Martín / Escapalandia
A su alrededor hay una plaza muy amplia y un paseo ajardinado bastante reciente. De noche, la iluminación de estos monumentos es maravillosa, también en el interior de la iglesia pues los capiteles son una auténtica joya y están muy bien conservados. La localidad cuenta con bastantes bares, tiendas y restaurantes pues es un punto bastante frecuentado por peregrinos que hacen el Camino de Santiago

También hay en Frómista otro museo relevante en la Iglesia de San Pedro, de etapa renacentista y que alberga 29 tablas flamencas y la patena protagonista del milagro de esta villa. Vinculado a la leyenda del Camino puedes ver también en la zona la Exposición Vestigia, en la iglesia de Sta. María del Camino, una muestra de interesante contenido audiovisual e interactivo. Más info en la web de Turismo de Frómista.

Más que ver en Palencia, con niños
El Castillo de los Sarmiento y su expo de plastilina
Los mejores belenes de Palencia



Booking.com

miércoles, 11 de enero de 2017

Paseo Fluvial del Río Pontiñas y parques infantiles en Lalín

Si visitas la localidad pontevedresa de Lalín con niños seguro que te interesa saber dónde hay un parque infantil chulo, canchas deportivas e incluso un agradable paseo fluvial. Tres kilómetros de senda natural junto al río Pontiñas que se pueden recorrer caminando o en bicicleta.

El entorno del río Pontiñas (Lalín) / Escapalandia
Además del Museo Galego da Marioneta o la ruta en torno al Mosteiro de Carboeiro y la Fervenza de A Toxa son recursos muy interesantes para aficionados al senderismo, al arte o familias en busca de planes de fin de semana, pero hoy queremos centrarnos en una ruta urbana perfecta, por su extensión y características, para hacer con niños. 

Este paseo arranca en pleno centro de Lalín, en el Barrio de Abaixo, y termina en el entorno del Polígono Industrial de Lalín, en la Carretera Nacional 525. El recorrido se hace en una hora cómodamente gracias a la senda llana y accesible o incluso el carril bici habilitado. Nos indica la web de Turgalicia que en su trayectoria podemos encontrar quince puentes y pontonas y hasta diez molinos rehabilitados. Pero también se pueden encontrar bonitos paisajes de río, diferentes especies de aves como patos, una carballeira y distintas especies vegetales.

El capítulo más interesante para las familias puede ser el de los parques infantiles y merenderos. Pues además del parque infantil urbano que podemos ver en el entorno del concello, en la zona de O Regueiriño, con dos zonas diferenciadas por edades y dos canchas multideporte, encontraremos otros espacios de juegos y áreas recreativas en su recorrido.

Un panel recuerda la figura de Loriga / Escapalandia
Más que ver en Lalín, con niños
Este concello denominado el kilómetro cero de Galicia, por su equidistancia a las principales ciudades de la comunidad, esconde otros lugares interesantes para una visita o escapada con niños. Junto a la Praza do Concello está el Parque de Loriga. Te sorprenderá conocer la historia de este aviador lalinense Joaquín Loriga Taboada, cuya hazaña más célebre, fue pilotar el vuelo inaugural del autogiro de Juan de la Cierva entre Cuatro Vientos y Getafe en 1926, pero también el haber formado parte de la patrulla Elcano que voló entre Madrid y Manila brindándole gran reconocimiento. En nuestro caso hicimos una parada justo enfrente para comer en un restaurante que nos llamó la atención por su diseño, el Doña Maruja Gastrobar, ambientado en una antigua escuela infantil y al que no le falta detalle. La comida fue todo un descubrimiento así que lo podemos recomendar. En todo el casco urbano de Lalín puedes encontrar una buena oferta gastronómica. 

Edificio municipal y Centro Castro Deza / Escapalandia
Especial mención merecen también dos museos: el Ramón María Aller, ubicado en el número 9 de la calle del mismo nombre, y que se abrió en 1989 en un edificio del siglo XIX que perteneció a este astrónomo y matemático. En él se ubicó el primer observatorio astronómico de Galicia y acoge material científico del propio Aller y también, en la planta baja, 37 obras del pintor Laxeiro. Este espacio abre entre semana en horario de mañana y tarde y el acceso es gratuito.

Otro museo interesante, partiendo ya del propio edificio, es el Centro de Interpretación Castro Deza. Se trata de un espacio ubicado en los bajos del vanguardista edificio que acoge el Concello, donde se trata de difundir el patrimonio de la cultura castrexa en la comarca. El horario varía según los meses del año pero en temporada alta abre en horario de mañana y tarde y el día de cierre es únicamente los lunes. Es gratuito y es de muy reciente apertura hace solo unos meses.