domingo, 15 de enero de 2017

Paseo Fluvial de Acea da Ma y parques infantiles en O Burgo

A veces necesitamos aire, naturaleza y columpios aunque sea en plena ciudad. En este paseo fluvial junto al Rego de Trabe encontrarás unos cuantos metros para caminar, andar en bici, jugar en los columpios o incluso tomar un café al sol. Los patos que habitan este riachuelo hacen también de esta zona junto a Acea da Ma en Culleredo un lugar pintoresco.

Zonas de paseo junto al Rego de Trabe / Escapalandia
Esta localidad limítrofe con A Coruña nos ha inspirado ya muchos rincones perfectos para un paseo o tarde de juegos con niños. Empezando por el amplio espacio verde junto a la ría de O Burgo y su paseo marítimo, su parque infantil cubierto en A Corveira para los días de lluvia, o hasta el parque de Celas. Hoy vamos a hablar de un paseo que continúa, al otro lado de la autopista, el Paseo Fonte da Balsa, en Vilaboa. 

Uno de los parques infantiles de Acea da Ma / Escapalandia
Si vas en coche puedes aparcar en las calles paralelas, como la Avenida Rutis o la calle Andrés Pan Vieiro. Desde cualquier perpendicular verás ya este amplio paseo peatonal con sendas a un lado (Paseo Fernando II) y carril bici al otro (Paseo Tierno Galván). La extensión es de medio kilómetro hasta la autopista, y otro kilómetro y medio pasando por debajo hasta el colegio Isaac Díaz Pardo y continuando hasta salir a la nacional 550. 

En el medio hay un gran parque infantil en ambas márgenes del río con varias zonas de juegos para diferentes edades, y también tipo aventura con estructuras de equilibrio. También muchas sendas de paseo, bancos, cancha deportiva y sobre todo muchas opciones para que los peques gasten algunas energías. 

Más que ver en Culleredo
Pasarela sobre la vía del tren / Escapalandia
Si el paseo no te llega puedes cruzar hasta el paseo marítimo por la pasarela sobre la vía del tren. Aquí ya tienes para cansarte, pues son unos 6 kilómetros ida y vuelta. Más parques infantiles y espacios deportivos, carril bici, mesas de ping pong y hasta tirolina. Junto a una de las pasarelas (la de color verde) está el Jardín Botánico del Burgo, un lugar que merece la pena con peques pues es un bonito paseo con huerto y diferentes especies vegetales. También tiene un mini parque infantil. 

Al otro lado de la pasarela está el Molino de Mareas. Una antigua estructura de piedra que forma un dique para emplear la fuerza del agua y moler el grano. Estaba integrado en una construcción de varias plantas y hoy se ha restaurado por su valor etnográfico. En la página de la Diputación de A Coruña hemos leído que es del siglo XII aunque con varias restauraciones y que es el más antiguo de su categoría en Galicia.



jueves, 12 de enero de 2017

Un poco de románico en el Camino de Santiago, con niños

No sé si os gusta el arte pero nosotros hace tiempo que hemos descubierto que ser padres no implica pasar las tardes hurgando en el smartphone en una ludoteca. Además, a los peques siempre les gusta explorar lugares nuevos que les resulten diferentes y les sorprendan. 

La iglesia de San Martín de Frómista / Escapalandia
En el Camino de Santiago a su paso por Frómista está una iglesia románica que es emblema de dicho estilo arquitectónico medieval. Está a 20 kilómetros de Carrión de Los Condes, localidad en la ruta que une León y Burgos, y a algo más de 30 de Palencia por la A-67. Si visitas la provincia no dejes de acercarte a este templo del siglo XI, San Martín de Tours, que abre en invierno en horario de mañana y tarde hasta las 18:30 horas y en verano hasta las 20 horas. 

Formó parte de un monasterio hoy desaparecido, y estuvo bajo la influencia de San Zoilo, hoy prestigiosa hospedería y restaurante ubicado en Carrión de los Condes. Se visita enseguida porque es una iglesia relativamente pequeña. Es muy interesante el exterior, por las figurillas con diferentes formas humanas y animales que sustentan los aleros y cornisas. Hasta 300 canecillos con gárgolas y seres mitológicos o fantásticos entre los que hasta puedes llegar a ver algún extraterrestre, echándole imaginación que es lo que toca cuando viajas con peques. 

Nave iluminada en San Martín / Escapalandia
A su alrededor hay una plaza muy amplia y un paseo ajardinado bastante reciente. De noche, la iluminación de estos monumentos es maravillosa, también en el interior de la iglesia pues los capiteles son una auténtica joya y están muy bien conservados. La localidad cuenta con bastantes bares, tiendas y restaurantes pues es un punto bastante frecuentado por peregrinos que hacen el Camino de Santiago

También hay en Frómista otro museo relevante en la Iglesia de San Pedro, de etapa renacentista y que alberga 29 tablas flamencas y la patena protagonista del milagro de esta villa. Vinculado a la leyenda del Camino puedes ver también en la zona la Exposición Vestigia, en la iglesia de Sta. María del Camino, una muestra de interesante contenido audiovisual e interactivo. Más info en la web de Turismo de Frómista.

Más que ver en Palencia, con niños
El Castillo de los Sarmiento y su expo de plastilina
Los mejores belenes de Palencia



Booking.com

miércoles, 11 de enero de 2017

Paseo Fluvial del Río Pontiñas y parques infantiles en Lalín

Si visitas la localidad pontevedresa de Lalín con niños seguro que te interesa saber dónde hay un parque infantil chulo, canchas deportivas e incluso un agradable paseo fluvial. Tres kilómetros de senda natural junto al río Pontiñas que se pueden recorrer caminando o en bicicleta.

El entorno del río Pontiñas (Lalín) / Escapalandia
Además del Museo Galego da Marioneta o la ruta en torno al Mosteiro de Carboeiro y la Fervenza de A Toxa son recursos muy interesantes para aficionados al senderismo, al arte o familias en busca de planes de fin de semana, pero hoy queremos centrarnos en una ruta urbana perfecta, por su extensión y características, para hacer con niños. 

Este paseo arranca en pleno centro de Lalín, en el Barrio de Abaixo, y termina en el entorno del Polígono Industrial de Lalín, en la Carretera Nacional 525. El recorrido se hace en una hora cómodamente gracias a la senda llana y accesible o incluso el carril bici habilitado. Nos indica la web de Turgalicia que en su trayectoria podemos encontrar quince puentes y pontonas y hasta diez molinos rehabilitados. Pero también se pueden encontrar bonitos paisajes de río, diferentes especies de aves como patos, una carballeira y distintas especies vegetales.

El capítulo más interesante para las familias puede ser el de los parques infantiles y merenderos. Pues además del parque infantil urbano que podemos ver en el entorno del concello, en la zona de O Regueiriño, con dos zonas diferenciadas por edades y dos canchas multideporte, encontraremos otros espacios de juegos y áreas recreativas en su recorrido.

Un panel recuerda la figura de Loriga / Escapalandia
Más que ver en Lalín, con niños
Este concello denominado el kilómetro cero de Galicia, por su equidistancia a las principales ciudades de la comunidad, esconde otros lugares interesantes para una visita o escapada con niños. Junto a la Praza do Concello está el Parque de Loriga. Te sorprenderá conocer la historia de este aviador lalinense Joaquín Loriga Taboada, cuya hazaña más célebre, fue pilotar el vuelo inaugural del autogiro de Juan de la Cierva entre Cuatro Vientos y Getafe en 1926, pero también el haber formado parte de la patrulla Elcano que voló entre Madrid y Manila brindándole gran reconocimiento. En nuestro caso hicimos una parada justo enfrente para comer en un restaurante que nos llamó la atención por su diseño, el Doña Maruja Gastrobar, ambientado en una antigua escuela infantil y al que no le falta detalle. La comida fue todo un descubrimiento así que lo podemos recomendar. En todo el casco urbano de Lalín puedes encontrar una buena oferta gastronómica. 

Edificio municipal y Centro Castro Deza / Escapalandia
Especial mención merecen también dos museos: el Ramón María Aller, ubicado en el número 9 de la calle del mismo nombre, y que se abrió en 1989 en un edificio del siglo XIX que perteneció a este astrónomo y matemático. En él se ubicó el primer observatorio astronómico de Galicia y acoge material científico del propio Aller y también, en la planta baja, 37 obras del pintor Laxeiro. Este espacio abre entre semana en horario de mañana y tarde y el acceso es gratuito.

Otro museo interesante, partiendo ya del propio edificio, es el Centro de Interpretación Castro Deza. Se trata de un espacio ubicado en los bajos del vanguardista edificio que acoge el Concello, donde se trata de difundir el patrimonio de la cultura castrexa en la comarca. El horario varía según los meses del año pero en temporada alta abre en horario de mañana y tarde y el día de cierre es únicamente los lunes. Es gratuito y es de muy reciente apertura hace solo unos meses.


lunes, 9 de enero de 2017

Mini ruta por la cascada del Río Belelle, con niños

Esta altísima fervenza es muy conocida en el entorno de Ferrolterra pero más desconocida para otros gallegos. Está en Neda, y permite una ruta pequeña que se puede hacer a pie o en coche, aunque la carretera no está demasiado bien. Un salto de agua de 50 metros en un entorno de molinos y gran valor natural. Perfecta para ir con niños por su corta extensión y la senda habilitada.

La subida al mirador del Belelle / Escapalandia
Hace ya unos cuantos años que estuve por primera vez en este lugar. La Asociación Micológica Viriato realizó algunas acciones de difusión de la zona en el año 99 y tuve ocasión de conocerlas con Telecinco, donde entonces realizaba unas prácticas. A partir de ahí he vuelto muchas veces a ver este salto de agua y fotografiarlo. También a hacer las rutas que hay señalizadas por todo el entorno.

Cómo llegar y un poco de historia
Una antigua fábrica del siglo XIX / Escapalandia
Se accede desde la AP9 dejando la autopista en Fene y tomando la AC-115, Carretera de Ortigueira, hasta Neda, o bien la salida de Neda (31F) y siguiendo ya las indicaciones de Fervenza del Belelle. Hay que llegar a O Roxal y, cuando veamos el Pazo de Isabel II, tomar una carretera estrecha que discurre pegada a su muro.

Esta construcción es una antigua fábrica de paños que aún funcionaba en el siglo XIX con el agua de este río. Aunque está semiderruido aún se pueden ver su portalón, las murallas, una fuente y diversos elementos del jardín. Otra de las construcciones de la zona, el Pazo de la Merced en O Puntal, ha sido sin embargo restaurado para convertirlo en una casa de turismo rural.

La Fervenza del Belelle
Un bosque autóctono junto al río Belelle / Escapalandia
Decíamos que la Fervenza do Toxa era la más alta de Galicia y lo cierto es que ésta de la que hablamos hoy no se queda muy atrás. Hace años el acceso era complicado pero hoy en día puedes llegar con el coche hasta los molinos, donde hay aparcamiento para dos o tres coches. Desde este punto tardarás tres cuartos de hora en ir hasta el mirador de la cascada ida y vuelta. O bien puedes dejar el coche un poco más adelante en un aparcamiento habilitado frente a la central hidráulica de Gas Natural Fenosa

Una vez frente a la central puedes tomar el puente de madera, con precaución pues las barandillas de madera casi han desaparecido, y caminar por una senda de arena bastante perjudicada por la lluvia y el motocross hasta el mirador. También hay una bajada a las rocas que están al pie de la cascada pero es algo resbaladiza y no muy apta para niños muy pequeños. 

En nuestra última incursión por esta senda, con niños, nos cruzamos con una familia que nos comentó que seguía el blog, desde aquí queremos aprovechar para saludarlos porque estaban haciendo la ruta con toda su tropa. Y por cierto si buscáis donde comer en Fene nos encantó el Mesón Aturuxo.
El Belelle cae desde 50 m / Escapalandia
La industria en torno al agua
Bañado por dos ríos -el Belelle y el de Xubia- y por la ría de Ferrol, el municipio de Neda tuvo en la etapa medieval ciertos privilegios reales que le ayudaron a crecer y prosperar económicamente. En premio por participar en la conquista de Algeciras, Alfonso XI, otorgó a Neda un Privilegio Real gracias al cual estuvo liberada del pago de impuestos y podía cobrar por la carga y descarga de mercancías en su puerto, cuyo emplazamiento aún se conserva. Gracias a esto Neda se convirtió en el burgo más importante de la ría de Ferrol. 

La bonanza económica surgida de estas medidas hizo que proliferaran en la zona construcciones de carácter industrial. Es el caso de los numerosos molinos, que aprovechaban la riqueza hidráulica de la zona para moler cereal. En la actualidad se conservan y se pueden visitar varios, como el de Xubia -a la entrada de Narón- y el de “O Neno” -en perfecto estado y aún funcionando-. 

El cereal tratado en los molinos servía de base a otra industria que tuvo su importancia en el siglo XVI, los Hornos de Provisión o Fábricas de Bizcocho, que elaboraban galletas y las envasaban en barricas para surtir fundamentalmente a los barcos de la armada.

Más excursiones por Ferrolterra





domingo, 8 de enero de 2017

El epicentro de La Maragatería (León) con niños

Si recorres la A6 con cierta frecuencia y te apetece hacer una parada interesante acércate a conocer Castrillo de los Polvazares. Un pueblo maragato rehabilitado que ha quedado como una estampa de otra época. Famoso por su cocido y sorprendente por su larga calle adoquinada salpicada de restaurantes turísticos. Te gustará visitarlo.

Cruceros al paso del Camino de Santiago / Escapalandia
Parque infantil de Castrillo de los Polvazares / Escapalandia
Tomando la salida 329 de la autovía A6, a la altura de Astorga, y recorriendo unos 5 kilómetros desde el casco urbano por la carretera LE-142, se llega a este lugar que está declarado conjunto histórico artístico desde 1980. Un pueblo arriero que a nosotros nos recibió a ritmo de guitarra, con un vecino que la toca a la puerta de su casa a cambio de la voluntad y personaliza la letra según sea el visitante que se acerca. 

El pueblo estaba cerrado a cal y canto en invierno, así que podías recorrerlo en completa tranquilidad. Tras pasar el puente del río Jerga y junto al aparcamiento, se entra en el pueblo por la calle Real para luego bifurcarse donde el pueblo se acaba. La tradicional iglesia, un albergue municipal y una docena de restaurantes para los turistas que abre solo en días de afluencia. De hecho nosotros solo encontramos abierto uno de ellos, el Almacén del Arriero, donde nos hicieron un hueco a pesar de tener todo ya reservado y en el que, según reza en el cartel junto al menú, los niños son bienvenidos. 

Y es que este lugar se considera un pueblo maragato tradicional, donde los comerciantes vivían de la venta de pescado en salazón, vino y otros productos. Ahora el motor principal es la afluencia de turistas ávidos de cocido maragato. Garbanzos, repollo, morcilla, lacón, chorizos y la tradicional sopa, que aquí se toma de postre. El menú incluye la bebida y el postre y cuesta 18 euros por persona. 

El curioso Puente de la Bruja / Escapalandia
En un paseo por el pueblo puedes descubrir también un pequeño parque infantil junto a un merendero, justo al otro lado del aparcamiento, en la entrada del pueblo. Un poco más adelante el Puente de la Bruja. Me ha costado encontrar el origen de este nombre tan curioso, y al final lo he hecho en el blog Entre Paleras y Encinas, donde se explica cómo construyeron los vecinos este pequeño puente para pasar a sus tierras y cómo una supuesta "bruja" lo destruía cada noche hasta que las mujeres del pueblo tomaron cartas en el asunto. 

Sin duda volveremos a este pueblo en alguna otra excursión por la zona. Sobre todo después de leer los recuerdos y leyendas de tantos maragatos de segunda y tercera generación que hablan en sus blogs sobre este pintoresco lugar.



martes, 3 de enero de 2017

El Castillo de los Sarmiento (Palencia), con niños

Una de las cosas que más nos gusta de Castilla es precisamente el buen estado de conservación de sus castillos y fortalezas, y que muchos de ellos se pueden recorrer y visitar. En nuestro recorrido palentino recalamos en Fuentes de Valdepero, a pocos kilómetros de la capital, para conocer este castillo que perteneció a la familia de Alba pero ha sido rehabilitado por la Diputación, y además alberga una exposición muy interesante si vas con peques. 

No había princesa pero sí torre y ventana / Escapalandia
Nos encantó la historia romana de Palencia / Escapalandia
 Cómo llegar
Desde el centro de Palencia tomamos la A-67 que va a Santander y tomamos la salida 16, a solo 6 kilómetros de la ciudad. Nos dirigimos al núcleo urbano de Fuentes de Valdepero y ya veremos en lo alto su enorme castillo. Hay un pequeño aparcamiento en las inmediaciones. Está a menos de tres horas de Madrid y bien comunicado desde la A6 a la altura de Martín Muñoz de las Posadas, salida 108.

La visita
La entrada se inicia por la puerta trasera, un pasillo algo laberíntico que a los peques les resultó divertidísimo. Una vez en la recepción de visitantes, te dan un folleto y una guía. En la planta baja hay una maqueta de la construcción del edificio, del siglo XV. Se visitan diversas estancias incluyendo la torre del homenaje, las murallas que quizá algún día fueron almenadas, el calabozo del tipo "rompepiernas" al que se puede bajar gracias a una escalera de caracol, la torre, almacenes, etc. 

Las escaleras son estrechas y algo irregulares por lo que con los muy pequeños o personas con dificultades de movilidad puede resultar dificultosa la visita. Tampoco es apto para sillitas por lo que pudimos ver. Las vistas desde lo alto son increíbles tanto del pueblo como de todos sus contornos. Se ven genial los nidos de cigüeña sobre el campanario de la iglesia cercana. 

La historia castellana en plastilina
En la segunda planta o cámara alta hay una exposición denominada PlastiHistoria. Son una serie de doce vitrinas con escenas cotidianas de los habitantes de la zona durante la etapa prerromana, romana, visigoda, medieval, renacentista y hasta la actualidad. A los niños les llamó mucho la atención la expresividad de los personajes, y el hecho de ser de plastilina es algo familiar para ellos. 

Horario y precio
Las vistas desde lo alto merecen la pena / Escapalandia
En invierno abre de viernes a domingo de 10:30 a 14 h y de 16 a 18 horas. Y en verano de martes a domingo, si bien por las tardes se visita de 17 a 20 horas. El resto de los días solo grupos, aunque tiene aperturas especiales, nosotros lo vimos en las vacaciones de Navidad. Puedes consultar horarios concretos en su web oficial.

La entrada cuesta 3 euros, aunque hay precio reducido de 1,50 euros en los casos habituales. Hay visitas guiadas para grupos previa cita de entre 10 y 35 personas. Los martes por la tarde, al igual que en otros monumentos de la comunidad de Castilla y León, la visita es gratuita. Los menores de 12 años no pagan.

Coordenadas GPS: 42º 4' 25.32" N / 4º 30' 5.2" W

Booking.com

lunes, 2 de enero de 2017

Los mejores belenes de Palencia

La ciudad de Palencia señaliza su recorrido belenista para que todas estas representaciones se puedan visitar entre el 8 de diciembre y el 5 de enero de 2017. Cofradías, iglesias y diferentes edificios y agrupaciones han instalado belenes que pueden ser más sencillos o de tipo monumental. 

Belén de la Cofradía de Jesús Crucificado / Escapalandia
Si visitas la ciudad de Palencia en estas fechas encontrarás el casco histórico adornado hasta el último detalle. La plaza mayor, con luces en cada ventana de la plaza, la fachada del ayuntamiento y un belén gigante junto a un árbol de luces de gran altura. Pero también casetas de venta de artesanía o regalos, puestos de chucherías y atractivos como el tren navideño que recorre el casco histórico. 

Belén a belén
Belén del atrio de la iglesia de San Francisco / Escapalandia
Bajo este lema la ciudad ha señalizado su ruta belenista. El horario de apertura es de 19 a 21 horas en días laborables y los festivos de 12 a 14 h o por las tardes de 18 a 21 horas. Empezando por el del atrio del ayuntamiento, el belén tradicional castellano de la Diputación Provincial, o el belén monumental del Centro Cultural Provincial. Y siguiendo por el de la iglesia de San Francisco, de la cofradía de Jesús Crucificado, o los pertenecientes a otras cofradías como la Santa Veracruz, Jesús Nazareno, Santo Sepulcro, Jesús de Medinaceli, Dulce Nombre o la Virgen de la Piedad. El Obispado de Palencia, en Mayor Antigua, 22, también ha instalado un nacimiento. 

Fuera de la ciudad la ruta destaca el de la Villa Romana de la Olmeda, la Casa de la Cultura en Herrera del Pisuerga, Fuentes de Nava, las Madres Clarisas de Carrión de los Condes o el Monasterio Cisterciense de la Virgen de Alconada. Más info.


Booking.com